Durante el aislamiento es fundamental activar el cuerpo

Les comparto cinco razones que he encontrado fundamentales para que el ejercicio siga siendo un hábito de vida responsable, que debemos seguir incluyendo en nuestro día a día, incluso en esta época.

  1. Nos mantiene en un estado de ánimo más positivo. Cuando hacemos ejercicio nos liberamos de tensiones y nos recargamos de energía, ayudándonos a estar más balanceados tanto física como mentalmente.
  2. Reduce el estrés. En esta nueva cotidianidad en la que muchos hemos llevado el trabajo a casa, es indispensable contar con un momento para disipar la mente, qué mejor forma de hacerlo que trabajando y moviendo nuestro cuerpo. Lo he comprobado y es justo lo que necesito para desconectarme un poco de mi carga laboral al finalizar el día.
  3. Brinda un descanso más reparador. Suelo dedicar el final del día para hacer una rutina básica de calentamiento, estiramiento y peso con mi propio cuerpo. Esto me ayuda a quemar la energía justa para recargarme con el sueño y así dormir mucho mejor. Siempre tengo en cuenta descansar mínimo ocho horas, para sentirme revitalizado al día siguiente.
  4. Es la mejor forma de regalarte un tiempo para ti. Activar nuestro cuerpo es sinónimo de querernos sentir bien, por eso el ejercicio nos permite aumentar nuestra autoestima, siendo el mejor regalo que nos podemos dar.
  5. Nos invita a ser más disciplinados. Seguir una rutina diaria, incluso ahora desde casa, ayuda a continuar fortaleciendo nuestros hábitos en tu vida y esto nos motiva a seguir alcanzando metas, dándole emoción a nuestras vidas.

Ahora que estás en casa, te invito a que sigas activando tu cuerpo, puedes buscar en internet diferentes alternativas guiadas a través de aplicaciones o tutoriales, selecciona cuál es la modalidad que más te llama la atención y anímate a entrenar con dedicación, seguro te vas a sentir mucho mejor.

2020-10-20T15:30:18+00:00