Consejos para tomarnos la vida en esta nueva normalidad laboral

Este año está cambiando nuestras vidas, los cambios son mejor enfrentarlos con una actitud positiva de autodescubrimiento y aprendizaje, muchos hemos tenido que migrar nuestra oficina a nuestros hogares teniendo que afrontar nuevos retos personales y laborales porque este espacio se convirtió en el lugar donde más tiempo está transcurriendo nuestras vidas.

Hoy te compartimos algunas recomendaciones para que el proceso de adaptación a esta nueva normalidad laboral, de trabajar desde casa, sea más amena y no te genere estrés, si no por el contrario puedas vivir esto como una nueva aventura en tu vida y sacarle el mayor provecho. Hoy te compartimos algunas recomendaciones para que el proceso de adaptación a esta nueva normalidad laboral, de trabajar desde casa, sea más amena y no te genere estrés, si no por el contrario puedas vivir esto como una nueva aventura en tu vida y sacarle el mayor provecho.

  1. Define un horario y planea el día: esta es una regla de oro, ahora que tu casa es tu oficina es necesario que organices tus quehaceres diarios dándoles un espacio y tiempo. Separa los momentos laborales de los personales, para lograr un mejor desempeño y disfrute de tu día a día reduciendo al máximo el estrés.

  2. Designa un espacio de trabajo: es clave adaptar un lugar con todas las condiciones para que tu trabajo sea todo un éxito. Debes tener en cuenta aspectos como la iluminación, la ergonomía, el silencio y la tranquilidad, para mantener una buena concentración. Intenta destinar este espacio solo para el horario laboral y desarrollar tareas netamente correspondientes a ese momento.

  3. Incorpora el positivismo, la motivación y la empatía en tu día a día: aún más si eres un líder y tienes a cargo un grupo de trabajo, recuerda que estamos en una nueva situación y todos tenemos procesos diferentes para asimilar y adaptarnos.  Establece objetivos alcanzables para tu equipo, no sobre exijas y recuerda que es importante respetar el horario personal tanto el tuyo como el de los demás, estos son tiempos de ponernos en los zapatos del otro, empatizar y acompañar.

  4. Conéctate con tus compañeros de manera auténtica: Es crucial que no perdamos el contacto humano, por eso mantengamos esos hábitos de cordialidad que nos permiten ser más cercanos con nuestros compañeros, antes de iniciar una reunión a pesar de que no estemos de forma presencial iniciemos con un saludo y una ronda preguntando cómo se encuentran todos, vas a ver cómo se genera una atmósfera más cálida.

  5. Ten paciencia y si necesitas acompañamiento, búscalo: ahora más que nunca debemos vibrar de una manera positiva para mantener el balance entre nuestro cuerpo y mente, por eso tómate este proceso adaptativo con calma, es normal que sientas momentos de estrés y desconcierto, tómate un respiro para analizar las situaciones con una perspectiva más amplia incluso si sientes que necesitas de un profesional para que te acompañe en esta adaptación a la nueva normalidad, no dudes en buscarlo, lo más importante es que te sientas bien.

Ten en cuenta estas recomendaciones pero sobre todo pon tu mejor actitud y buena energía para afrontar este reto, en gran parte todo depende de ti, por eso tómate la vida con responsabilidad.

2020-09-14T23:03:43+00:00