PREPÁRATE PARA EL CAMBIO

Cada etapa de nuestra vida está determinada por cambios, vivimos en una época de constante movimiento y dinamismo, que exige de nosotros la mejor disposición para enfrentarnos al día a día con todas sus subidas y bajadas, lo más importante es no entrar en pánico, es ser conscientes de que cualquier tipo de cambio desde el más pequeño como pensar en una escapada de fin de semana hasta el más grande como empezar un nuevo trabajo o vivir en otro país, generen una sensación de ansiedad, y angustia, pero si alguna vez has sentido la sensación de estar en una montaña rusa, te darás cuenta que el camino es menos difícil si aprendes a disfrutar de cada curva hasta llegar a la meta.

Nuestra mente no predice el futuro: Cuando estamos atravesando una época de cambio nuestra mente pareciera que jugara a adivinar el futuro, nuestra imaginación empieza a crear un sin fin de posibles escenarios para que todo salga bien o para que todo salga mal. Cuando te enfrentes a esta situación, respira, toma consciencia de ti mismo y ten en mente siempre que la mejor forma de que las cosas salgan bien, es vivir el presente.

No será perfecto siempre: Si decides salir de tu zona de confort y enfrentarte a un mundo nuevo de aprendizajes te tenemos dos noticias. La primera es que lo más probable es que no todo salga como lo planeas, este camino está lleno de dificultades donde tendrás que ser consciente que está permitido equivocarse para aprender y que esto no significa el fin del mundo. La segunda es que no existe la primera persona que se enfrente al cambio de manera exitosa siempre. Las personas con más influencia en el mundo, han logrado atravesar las situaciones más complejas con mucha fuerza y esto precisamente les ha dado la experiencia necesaria para ser grandes.

¿Quién soy yo?: Es una pregunta que se cruzará por tu mente una vez estés adaptándote a una nueva vida. Los cambios vienen con nuevas amistades, nuevos lugares, nuevas ideas y formas de pensar que harán de ti una persona completamente diferente a la que eras hace ¿unos 6 meses? El punto es que, aunque no seas el mismo de antes, recuerda mantener tu esencia, ese aspecto de nosotros que se queda en las personas que más queremos y que por mucho que pase el tiempo hace que los demás nos recuerden como si no hubiese si no hubiesen pasado los años.

2019-09-03T12:40:29+00:00