Para tener en cuenta antes, durante y después de la actividad física

La actividad física es esencial para mantener nuestro cuerpo activado y en forma, ya hemos hablado que si adhieres a tu rutina el hábito de la actividad física contarás con más beneficios para tu vida, por ejemplo te sentirás con más energía para lograr tus propósitos diarios y tus metas a futuro; porque esta no solo mejora tu estado físico si no también activa tu mente.

Hay seis puntos que debes aplicar antes y después de cumplir tus rutas en bici, porque cuando haces tu rutina física estás exigiendo al máximo tu cuerpo y debes tener en cuenta variables como la alimentación, el descanso, los equipamientos, y la hidratación para dar lo mejor de ti.

Sigue estas simples acciones que te recomendamos en cada uno de los puntos:

Completa alimentación
Cuando practicas una actividad física tu cuerpo hace una considerable inversión de energía, por esto debes lograr un equilibrio entre la cantidad de ejercicio que haces y tu dieta. Si el ejercicio que haces a diario es de esfuerzos moderados como caminar y trotar por menos de 20 minutos, posiblemente tu alimentación habitual sea suficiente para compensar la pérdida de nutrientes; pero cuando tu actividad física es de nivel medio o alto, como entrenar algún deporte, o hacer running mayor a 30 minutos debes reponer la pérdida calórica con algún suplemento o consumiendo alimentos que aporten nutrientes de mayor calidad, para así lograr que tu cuerpo se reponga y sea efectiva la actividad física.

Equipamiento adecuado y necesario
Esto aplica para cualquier actividad, incluso para las que aparentemente no requieran de equipamiento, por ejemplo para caminar y correr debes prepararte, es indispensable que cuentes con un termo o recipiente para una constante hidratación, no olvides llevar gorra que te proteja de la radiación solar evitando lesiones y manchas en la piel; también que hagas una correcta elección del calzado y las prendas las cuales son aconsejables que sean deportivas, para que te permitan una mejor movilidad. Hay otras actividades que requieren de otros equipamientos más específicos y no menos importantes, por ejemplo cuando salgas en bici lleva el casco y las luces reflectivas como herramientas de seguridad. en sí te recomendamos que dependiendo de la actividad física que desees practicar siempre lleves y utilices todos los elementos y vestuario requerido para la misma, no solo para desarrollarla de la mejor manera si no para cuidarte.

Protección solar
Para nadie es un secreto que por estos días es un punto importante incluso, no solo para la práctica de actividades físicas, sino para todo momento, es algo realmente sencillo, solo debes adquirir el hábito de aplicar a diario un buen protector solar, más si vas a realizar tu rutina de ejercicios al aire libre donde la exposición a los rayos UV es directa, te recomendamos también que evites la exposición solar entre las horas del mediodía donde la radiación del sol es más potente.

Acondicionamiento (calentamiento y estiramiento)
Siempre recuerda acondicionar tu cuerpo antes de iniciar tus ejercicios, es fundamental porque disminuye la posibilidad de que sufras lesiones, además dispone tu organismo por ejemplo este adquiere una temperatura acorde que activa los músculos, expande el torrente sanguíneo y genera mayor flexibilidad de tu sistema óseo; el calentamiento es esencial pero no olvides el estiramiento, ambos pasos pueden ser un conjunto de ejercicios seriados, que cada uno te tome entre cinco y diez minutos previos a la práctica de la actividad física.

Hidratación
La hidratación es fundamental y la debes hacer antes, durante y después del entrenamiento. Antes de empezar la actividad física tu cuerpo debe estar preparado con una buena reserva de electrolitos, esto lo consigues con mínimo cuatro vasos de agua diarios y con el agua de los alimentos como frutas. Durante la actividad no olvides llevar un recipiente con alguna bebida hidratante, te recomiendo el agua para que te hidrates, porque es en el entrenamiento donde más pierdes líquidos por la transpiración. Después de terminar la actividad debes reponer los líquidos y sales que tu cuerpo invirtió para darte energía, es recomendable que te hidrates dentro los primeros quince minutos para que la reposición sea más efectiva.

Reposición y descanso
Como lo mencionamos anteriormente, cuando entrenas tu cuerpo va al límite por eso necesitas un periodo de recuperación donde tus músculos y huesos se acondicionen de nuevo, inmediatamente termines la actividad física no puedes quedarte estático, debes caminar pausadamente hasta que el ritmo cardiaco vuelva a restablecerse, después puedes tomar un descanso sin movimiento aproximado de cinco minutos. Cuando tomas el hábito de ejercitarte también debes mejorar tu rutina de sueño porque tu cuerpo necesita más descanso, por eso puedes aumentar una hora de sueño o cumplir las ocho horas recomendadas.

Bueno, ya sabes que si sigues estas recomendaciones en los aspectos que hablamos anteriormente, tu cuerpo estará más preparado para tener un mejor rendimiento durante la actividad física, recuerda también protegerte del sol y usar el equipamiento adecuado.

2019-05-28T19:04:35+00:00