Grasas buenas y malas para tu alimentación

Debemos saber que no todas las grasas son malas y hay una gran variedad de alimentos que contienen grasas saludables para nuestros cuerpos, las cuales es necesario incluirlas en nuestra alimentación de una manera balanceada. Estas grasas buenas tienen muchos beneficios, ayudan a nuestro cuerpo a producir hormonas, protegen los órganos internos, proporcionan energía y mejoran la función cerebral, adicional a esto mantienen el cabello y la piel sana y llena de vitalidad. A continuación te contamos cuales son las grasas buenas y malas:

Grasas buenas:

Existen dos tipos de grasas buenas, las poliinsaturadas, que son fuente de vitamina E, ayudan en la coordinación motora y a los síntomas del síndrome premenstrual; y las monoinsaturadas, que reducen el riesgo de cáncer y son asociadas a la longevidad. Ambas contribuyen a bajar los niveles de colesterol malo.

Grasas poliinsaturadas

• Pescado como el salmón, sardinas, arenque, bonito, atún. Además son ricos en omega 3.

• Algunos aceites vegetales como el de girasol, soja y cártamo.

• Semillas de calabaza, almendras, anacardos y de sésamo.

• Las margarinas de semillas naturales.

Grasas monoinsaturadas

• Aceites como el de oliva, de angola, de sésamo y nabina.

• Algunos frutos secos como las nueces de Brasil y nueces de macadamia.

• Aguacate.

• Carne magra.

Grasas malas:

Consumir grasas malas en exceso puede aumentar los niveles de colesterol malo y aumentar el riesgo de enfermedades al corazón, cáncer y obesidad. Estas grasas saturadas se encuentran en grandes cantidades en los siguientes alimentos:

• Mantequilla.

• Carnes grasas y embutidos.

• Queso.

• Leche entera y derivados.

• Chocolates.

2019-01-21T11:43:55+00:00