El color de los alimentos, es la clave

En la actualidad, los alimentos orgánicos han tomado una gran importancia en la vida de las personas. Esto se debe a los nuevos hábitos de vida responsable que debemos implementar para conservar una buena salud física y mental.

Los colores en los alimentos, se dan de acuerdo a sus propiedades y ciertos minerales que les aportan además de vitaminas, color. Por eso, de acuerdo a su color, los beneficios que generan a la hora de consumirlos pueden ser estratégicos para nuestra dieta diaria.

Los alimentos de color blanco, ayudan a tener una buena circulación. Son ricos en potasio, tienen propiedades diuréticas y combaten infecciones. Son recomendados para personas con problemas de circulación, retención de líquidos, edemas y várices. Estos alimentos además, tienen propiedades expectorantes por lo que suelen ser consumidos cuando hay cambios de clima para evitar gripe y enfermedades con congestión nasal y tos. Dentro de este grupo de alimentos, encontramos el ajo, la cebolla, la pimienta negra y los champiñones que son ricos en minerales antioxidantes como el selenio.

Los alimentos de color rojo tonifican el corazón y favorecen la circulación. Son bajos en calorías y son recomendados para personas hipertensas y con arterioesclerosis. Alimentos como las fresas o frambuesas, guayaba, manzana, vino, tomate, sandía, pimentón rojo o remolacha, revitalizan el ánimo.

Los alimentos amarillos y naranja, son los más usados en las cocinas tradicionales. Sin embargo, no nos percatamos de lo importante y útil que es para nuestra salud consumirlos. Estos alimentos, aportan una buena cantidad de nutrientes para la piel, ya que tienen alto contenido en betacaroteno y carbohidratos lo que se traduce en el cuerpo como Vitamina A. Esta vitamina además, tiene propiedades antioxidantes, anticancerígenas y protectoras de la piel. Se recomienda su consumo en personas con estrías, albinismo, problemas articulares u óseos, artritis, artrosis y osteoporosis. Dentro de esta categoría de alimentos, también encontramos frutas como la papaya, el mango o las naranjas que además aportan Vitamina C, beneficiosa para la elasticidad, las articulaciones y los huesos. Estos alimentos, benefician la membrana digestiva del estómago evitando la gastritis, el reflujo y demás.

2018-08-28T15:29:12+00:00