DALE VIDA A TU PIEL

Cara de pizza, cara de mazorca, piel de pomis entre muchos otros, son los apodos de la adolescencia que tememos revivir en nuestra adultez. Ya no tenemos 15 años y la piel también necesita ser mimada. Nuestra piel representa el órgano más grande del cuerpo, es la encargada de recibir estímulos y proteger nuestro sistema de posibles daños externos. En la actualidad el cuidado de la piel se ha convertido en un gran tema de conversación, cada vez más y más personas comparten en redes sociales sus rutinas de cuidado y ponen a disposición una gran variedad de información que da a conocer la importancia de darle atención a este vital órgano. Muchas veces al querer incursionar en este gran hábito y mirar tantas opciones podemos llegar a sentirnos un poco abrumados, es por eso que traemos 6 formas sencillas de darle vida a tu piel e iniciar tu camino a una gran rutina de cuidados.

1. Más agua por favor: La hidratación es la base del éxito en el cuidado de la piel, le otorga elasticidad, luminosidad y previene el envejecimiento prematuro. Asegúrate de tomar suficiente agua durante el día y tu piel tendrá la hidratación que tanto necesita.

2. Verde que te quiero verde: Muchas veces pasamos desapercibido lo importante que es la alimentación en el cuidado de la piel. Una dieta que incluya frutas, verduras, así como proteína vegetal ayudará increíblemente a una piel más viva y hermosa.

3. Protégela del sol: La exposición prolongada de nuestra piel a los rayos del sol ponen en peligro su salud y pueden resultar en daños graves, es muy importante ayudarla protegiéndola a diario con un buen bloqueador solar.

4. Limpia tu rostro regularmente: Nuestra piel está en contacto constante con los agentes contaminantes de nuestro ambiente, el humo de los autos y el polvo están presentes en nuestro día a día. Limpiar tu rostro regularmente te ayudará a reducir las impurezas.

5. Un gran día termina desmaquillándote: Si el maquillaje es parte de tu rutina, retirarlo apropiadamente al final del día, es muy importante en el cuidado de tu piel. Haz de este paso un momento de relajación y deja que tu piel respire antes de ir a descansar.

6. A descansar: Dormir lo suficiente es una de las partes más importantes al momento de cuidar de nuestro cuerpo, la piel no es la excepción. Un buen hábito de descanso ayuda a que nuestra piel recupere energías y se prepare para un nuevo día.

2019-04-08T13:25:03+00:00