Consejos para lograr despertarse temprano

“Al que madruga Dios le ayuda”. Esta frase de todas las abuelitas es más cierta de lo que imaginabas, ser una persona que se levanta temprano tiene muchas ventajas, como mejorar tu productividad en el trabajo, sentirte más proactivo, aumentar la concentración y el rendimiento de la memoria, entre muchos otros, pero sabemos que esa lucha constante con el despertador es difícil y lo cierto es que esos 5 minuticos más se van convirtiendo en una hora sin que te des cuenta haciendo que lograr llegar a tiempo al trabajo o a la escuela se convierte en una película de acción por querer hacer todo al mismo tiempo y no llegar tarde, sin embargo el afán hace que pierdas muchas energías y que olvides tareas importantes como alimentarte bien. Por eso aquí te mostramos 6 consejos útiles para lograr ganarle esa batalla a la almohada:

1) Acostarse más temprano: Dormir es un hábito que puedes controlar, acostumbra poco a poco a tu cuerpo para sentir cansancio en la noche, pon una alarma para la hora de ir a la cama y asegúrate que este tiempo contemple un rango entre 8 y 9 horas para dormir y despertar.

2) Programa la alarma 5 minutos antes: Cambia el patrón, en vez de poner la alarma 5 minuticos después, ponla 5 minutos antes, suena muy poco tiempo pero en realidad le estás generando a tu cuerpo una sensación de triunfo que querrá sentir más seguido

3) Cambia el tono de tu alarma: Un cambio constante de sonidos al que no estés familiarizado hace que sientas tu rutina diferente, intenta escoger canciones con una buena carga de energía y motivación

4) Imagina tu mañana ideal: Antes de ir a dormir proyecta en tu mente como sería esa mañana perfecta: Un desayuno delicioso, actividades emocionantes, tener conversaciones de calidad con tus hijos o tu familia y hacer ejercicio o ir a tu trabajo con ese conjunto de ropa que se roba las miradas

5) Desconéctate: Antes de dormir deja de lado el celular, la televisión o el internet. Cambia estos hábitos y relaja tu mente con otras actividades como leer un buen libro, ejercicios de relajación, estiramiento o meditación.

6) Recompensa tu esfuerzo: Cada vez que lo logres, ¡recompénsate! Prepárate tu desayuno favorito, date un baño relajante, escucha tu mejor playlist y pasa tiempo de calidad contigo mismo.

2019-03-27T13:36:54+00:00