Cómo enfrentar el miedo al fracaso

Vivir de miedos es una actitud que sin darnos cuenta poco a poco se va volviendo una costumbre, y la realidad es que nosotros mismos somos los que nos anclamos autosaboteándonos con pensamientos negativos que debilitan nuestras habilidades y metas que queremos lograr en nuestra vida. Vivir esperando y esperando a que algo pase sin arriesgarnos, no es vida. Porque las enseñanzas más valiosas, nacen de abrazar el error, aprendiendo de él y seguir adelante sin miedo a volver a equivocarse.

CONFÍA EN TI MISMO:

Hay muchas personas en nuestra vida que dejamos entrar y pueden declarar conocernos a la perfección, como nuestra familia, amigos o pareja, sin embargo hay que entender que por querer protegernos, las personas a veces nos proyectan sus propios miedos, y es algo natural. La idea no es culparlos, sino que tengas en cuenta que no hay nadie que conozca tus capacidades más que tú.

NO VIVAS DE EXPECTATIVAS:

Siempre que sientas miedo, pregúntate cuál es el origen, muchas veces te encontrarás que la respuesta es temerle al “qué dirán”. Reflexiona y cuestiónate sobre quién debe dirigir tu vida. Recuerda que por más que quieras que las personas que amas se sientan orgullosos de ti, lo más importante es preguntarte si eso realmente te hace feliz.

APRENDE DEL PASADO:

“El que no conoce su historia, está condenado a repetirla” Esta famosa frase nos invita a recordar con ojo crítico nuestras acciones del pasado, no para lamentarnos, sino para descubrir cómo podemos actuar mejor en otras oportunidades.

2019-10-21T12:27:26+00:00