COME FUERA DE CASA SIN SENTIR CULPA

Para algunos comer fuera de casa significa la mejor recompensa después de una gran temporada de buena alimentación y trabajo duro; para otros es la prueba más difícil de superar en el día a día porque seamos sinceros, en la calle hay miles de restaurantes y cadenas de comida rápida con sabores deliciosos y precios “exequibles” que pueden ahorrarte mucho tiempo en la cocina, pero lo cierto es que en estos lugares es difícil saber de donde provienen los alimentos y la gran mayoría no contemplan platos con una dieta balanceada, haciendo que comer balanceado sea difícil, pero no imposible. Todo es cuestión de abrir tus posibilidades, informarte y tener un consumo equitativo entre comida deliciosa y fácil de hacer hecha en casa y comida por fuera de casa para motivarte y recompensarte. Por eso sigue estos sencillos pasos para lograrlo:

1) Antes de salir elige bien tu restaurante: En la actualidad existen muchas opciones interesantes en el mundo gastronómico y la mejor forma de conocerlo es a través de las redes. Identifica tus gustos, investiga las mejores reseñas, menús y crea tu propia lista de restaurantes.

2) Antes de salir come frutas o snacks: El hambre siempre hace trampa cuando se trata de comer fuera de casa, ver tantas opciones hace que tu estómago sienta la necesidad de comer mucho más y sea difícil controlarse, la buena noticia es que combatirla es tan fácil como comerte una rica ensalada de frutas antes salir o un snack para que el hambre no sea la que tome una mala decisión por ti.

3) Come despacio: Una excelente estrategia para conversar más y darle tiempo a tu cuerpo para digerir bien tus alimentos y sentirse lleno.

4) Regla de oro: Si comiste afuera, la próxima comida debe ser algo liviano. Está bien que de vez en cuando nos demos un gusto culposo, pero lo peor que puedes hacer para sentirte mejor es saltarte las comidas. Elige algo ligero como frutas o ensaladas.

5) Se vale pedir para llevar: Si te sientes lleno no te sientas culpable de no comértelo todo, porque al hacerlo puedes causarte indigestión. Elige platos que se puedan comer después o recalentar y pídelos para llevar.

2019-04-01T13:58:39+00:00