Alimentación para la oficina

La productividad en nuestro trabajo, esta relacionado con una buena alimentación, ya que nuestro rendimiento dependerá del tipo de comida que preparemos, es por esto que desde nuestros hogares debemos preparar alimentos de calidad que permitan una sana alimentación en nuestra oficina.

Algunas de las claves para mantener una buena alimentación son:

Respeta los horarios: Pasar muchas horas sin comer nos empuja a comer una mayor cantidad de alimentos, más deprisa y con más ansia. Esto repercute en problemas digestivos que derivan en un descenso en la concentración. Es fundamental establecer horarios para mantener un buen metabolismo y estar en el peso ideal.

Alimentos de calidad. Los alimentos frescos contienen una mayor cantidad de nutrientes. A la hora del almuerzo deja de lado cualquier tipo de comida rápida o que sólo te aportará un elevado contenido en grasas y azúcares. Además de vitaminas y minerales, las frutas contienen una gran cantidad de agua y fibra para depurar el organismo.

Dieta equilibrada. En casa y en la oficina, debes mantener una dieta equilibrada que incluya todos los tipos de alimentos. Una dieta equilibrada incluye alimentos que aportan vitaminas, minerales, proteínas y nutrientes necesarios para mantener nuestro organismo saludable.

Hidratación. Es muy importante estar bien hidratados ya que así, aceleramos las funciones del cerebro y eliminamos toxinas. Además, nos ayuda a reducir el estrés y aumentar la energía. Procura tener a mano una botella de agua para hidratarte constantemente.

2018-09-24T12:08:49+00:00