4 Cosas que aprender de vivir en otro país

Abrazar otra cultura, otros sabores, otros lugares y otras personas, es una experiencia que además de enriquecer tus fotos de redes sociales, también te enseña cosas muy importantes sobre la vida.

Abre tu mente: Vivir en un territorio completamente ajeno a lo que conoces, te permite ver las cosas desde otros puntos de vista. Es como si por inercia comenzaras a ver las cosas como si las vieras por primera vez. Tu capacidad de asombro se enciende de nuevo y le da paso a tu imaginación para pensar en nuevos proyectos de vida.

Ayuda a ser independiente: Vivir lejos de tu familia y amigos, es una oportunidad para que aprendas a cuidar de ti mismo. Aprovecha al máximo este tiempo para aprender a enamorarte de pasar tiempo a solas, conocerte, cuidarte, y crear tu propio estilo de vida, sin embargo no está mal que llames a mamá de vez en cuando para que te enseñe a preparar tu receta favorita.

Cambia tus gustos: Para vivir una experiencia completa en otro país, es necesario integrarte a sus costumbres, de esta forma te darás cuenta que hay miles de formas de disfrutar la vida y descubriéndolas obtienes un gran abanico de nuevos sabores, nuevas rutinas, nuevos hobbies, nuevos conocimientos que puedes escoger y poner en práctica los que más te gusten para darle un giro a tu día a día.

Nuevas amistades: Déjate sorprender por las personas que van apareciendo en tu viaje. Cada una de ellas llega a tu vida para enseñarte algo sin importar lo diferente que sean. Lo curioso de estar lejos es que estas personas se convierten en tus aliados y contactos que también te llevarán a descubrir nuevas experiencias en su país y tips importantes para disfrutar mejor tu estadía.

2019-08-05T12:34:24+00:00