Vencer el sedentario es posible

¿Cuándo se considera que alguien es sedentario? El sedentarismo es la falta de actividad física regular, es decir cuando una persona tiene menos de 10 minutos de actividad física por día.

Nuestros estilos de vida modernos han aportado al desarrollo y al crecimiento de la sociedad. Sin embargo, también ha contribuido al sedentarismo, perjudicando no solo el bienestar físico y mental de las personas, sino incrementando las posibilidades de padecer estrés, ansiedad, cansancio, problemas de colon y problemas cardíacos. Según la Organización Mundial de la Salud, los grupos más vulnerables a padecer enfermedades por causa de la inactividad física son los adultos mayores, las mujeres y los jóvenes.

Si bien no es fácil adoptar una rutina más activa debido a nuestras obligaciones diarias, hay formas en las que podemos alejarnos del sedentarismo sin dar la sensación de exigirnos demasiado.

La forma más sencilla de empezar es caminando 10 minutos al día, aumentando la intensidad hasta lograr que sean 30 minutos. Para hacerlo mucho más divertido y ligero te recomendamos hacerlo en compañía de amigos o familiares.

Recuerda incluir actividades como subir escaleras, bailar, barrer, trapear y jugar con tus hijos. Aunque parezcan ejercicios simples, estos pueden beneficiar tu cuerpo. Aumenta paulatinamente el esfuerzo, ya sea con aeróbicos, montando bicicleta, trotando o haciendo ejercicio físico en los gimnasios.

Luego de llevar semanas de haber cambiado el sedentarismo por una vida más activa, podrás gozar de los beneficios que este estilo de vida traerá para ti: te sentirás con más energías, más alegre, podrás dormir mejor, etc.

Crear conciencia sobre realizar actividades físicas es una tarea fundamental en los padres de familia, amigos y profesores. Recuerda que tener una vida activa promueve la salud y el bienestar de todos.

¡Tómate la vida, incluyendo la actividad física en tu día a día!

2021-04-05T13:07:02+00:00