Mindfulness: ¿Cómo incluir en tu vida diaria hábitos de atención plena?

Traducido como “atención plena” este término acoge una serie de aplicaciones terapéuticas, complementarias a la medicina, basadas en la meditación y la respiración.

Si bien el concepto ha sido originado dentro de la corriente budista, éste ha procurado no vincularse a ningún sistema de creencias en el contexto occidental, razón por la cual desde hace 50 años no sólo viene popularizándose su uso sino que ha sido materia de investigación entre médicos y científicos, después de observar beneficios a corto y largo plazo en pacientes con diversos trastornos, principalmente en salud mental y emocional. Actualmente la Escuela de Medicina de la Universidad de Massachusetts tiene un programa estructurado llamado REBAP (reducción del estrés basada en la atención plena) creado por el doctor Jon Kabat-Zinn.

Hoy te presentamos 2 prácticas simples y te invitamos a incluirlas a tus actividades diarias.

  • Centra la atención en tu respiración.

Descubre las bondades del aire inhalando y exhalando fuerte y conscientemente durante unos 30 segundos. No es necesario que cierres tus ojos, pero hacerlo te ayudará a focalizar tu atención en cómo lo estás haciendo y en qué siente tu cuerpo una vez has realizado el ejercicio.

  • Observa con atención

Siéntate en un lugar cómodo de tu casa y realiza un recorrido por cada uno de los elementos que te rodean y que hacen parte de tu entorno. Analiza sus detalles, forma, color, material, textura, peso, cómo la luz y la sombra se manifiestan en él, cómo la perspectiva le afecta.

¡Elige tomarte la vida con calma y focalizar tu atención en lo que más te importa!

 

2021-11-02T14:45:51+00:00