Dime cómo duermes y te diré cuánto descansas

¿Te ha pasado que te levantas más cansado que cuando te fuiste a dormir? Hace un par de semanas me pasó. Me desperté ocho días seguidos con un fuerte dolor en la columna y con dificultad para mover mis extremidades. ¡Es una sensación que no le deseo a nadie!

Si duermes bien, tendrás más energía y concentración. Pero si me levanto cansado, ¡Es imposible! Después de pensar mucho en qué estaba haciendo mal, descubrí que el agotamiento era una consecuencia de la mala postura al dormir.

Y sí… Resulta que dormir también tiene un poco de ciencia. Es importante que determines una posición que te permita conciliar el sueño y que tus articulaciones se relajen y se recuperen. La cabeza, el cuello y la columna te lo agradecerán.

Te comparto las posturas que recomiendan los especialistas. Las ensayé y logré descansar mejor. Cuéntame cómo te va a ti.

  1. Posición fetal:

Es una de mis recomendadas. La forma curva que adopta la columna, te evita dolores lumbares. Es ideal que tengas siempre las piernas recogidas, para evitar que la pelvis quede en una mala posición.

  1. Dormir de lado:

Esta es una de las más recomendadas para las personas que roncan o sufren de reflujo. Es mi preferida porque previene el dolor de cuello y de espalda.

  1. Boca arriba:

Debido a la postura neutra de la columna vertebral, esta es la posición regularmente más recomendada. Aunque no me gusta mucho, es innegable que evita dolores de cabeza, cuello y espalda.

Para disfrutar los beneficios de esta postura, es clave que no tengas una almohada muy alta para alinear el cuello de forma correcta con la columna.

¿Duermes boca abajo? ¡Pilas! Esta postura puede generar dolores y calambres, debido a que las articulaciones, el estómago y los músculos pasan mucho tiempo presionados.

2017-09-21T19:33:09+00:00