Cinco ejercicios para ganarle al sedentarismo

Vencer el sedentarismo es posible, al hacerlo podrás dejar atrás la actitud del no puedo, las excusas o la falta de interés por el ejercicio. Empieza poco a poco a crear un estilo de vida activo con ejercicios simples que marcarán la diferencia.

Por lo regular, tomar la decisión de empezar a ejercitarse no es sencilla ya sea por la falta de tiempo, el cansancio diario y la pereza. Sin embargo, esta es una batalla donde el ejercicio tiene toda las de ganar, ya que ayuda a nuestro estado físico y nos ayuda a relajarnos cuando estiramos y ejercitamos nuestros músculos y articulaciones.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de cada cuatro adultos no hace suficiente actividad física. Esta estadística tiene un reflejo perjudicial para la salud puesto que la falta de actividad física está muy relacionada con la aparición de enfermedades cardiovasculares, la diabetes y el cáncer.

Es recomendable practicar por lo menos 150 minutos semanales de actividad física moderada o 75 minutos durante una semana, de manera intensa.

1. Rotación corporal
Con este ejercicio podrás trabajar abdominales y oblicuos. Se recomienda utilizar un palo de escoba para ponerlo detrás del cuello. Intenta apretar o sostener el abdomen y gira tu torso de izquierda a derecha durante un minuto haciendo entre cuatro y seis repeticiones.

2. Contracción muscular
Practicar este ejercicio beneficiará tu zona abdominal. Acuéstate boca abajo y apóyate sobre los codos y sobre la punta de los pies, ponte en posición recta en forma de flexión de pecho y sostén por un minuto, procura hacer cinco repeticiones.

3. Abdomen y pierna
Pon uno de tus pies en un escalón y el otro en el suelo. Luego súbelo y baja rotando cada pie y haz 15 repeticiones. En este caso las quince repeticiones son por cada pierna.

4. Elevación de piernas
Este ejercicio le aporta directamente a la zona baja de tus piernas. Acuéstate boca abajo y pon las manos detrás del lumbar para después flexionar las piernas unos 40 grados. Sube y baja las piernas de manera intercalada sin tocar el suelo. La recomendación es hacer entre 30 y 40 repeticiones por cada pierna.

5. Salto
Practicando esta actividad podrás mejorar tu condición aeróbica. Coloca tus pies en paralelo y sepáralos levemente. Flexiona un poco las rodillas e impúlsate y salta mientras estiras los brazos hacia arriba. Lo ideal es hacer unas 15 repeticiones en total.

Algunas alternativas de actividad física moderada pueden ser yoga, pilates o taichí, modalidades que te permitirán estimular la flexibilidad y podrás incorporar algunos movimientos básicos a tu actividad física diaria. Empieza practicando alguno de estos ejercicios e incorpóralos a tu rutina diaria.

2017-10-05T15:47:41+00:00