Mejora tu alimentación

Por: Hilda Juliana Quintero

Nutricionista Dirección Investigación y Desarrollo

Queremos invitarte a que aprendas a leer las etiquetas de lo que comes. Un tema que también debemos promover entre nuestros consumidores.

La alimentación y la nutrición siempre han estado acompañadas de mitos, costumbres aprendidas y tendencias que en algunos casos no son las indicadas para una población sana y que dan lugar a modelos de alimentación que solo traen confusión, desórdenes alimentarios y hábitos perjudiciales relacionados con la selección, utilización y consumo de comidas.

Nuestro mayor deseo es que cambies la actitud para que no veas el alimento como un perjuicio, sino como un beneficio para tu salud y tus sentidos. ¿Cómo lograrlo?:

  • Aprende a leer las etiquetas.
  • Conoce la forma ideal de conservar y preparar tus alimentos.
  • Arriésgate a armonizar con los colores, texturas y tipos de cocción de tus comidas favoritas.
  • Ten en cuenta la frecuencia de consumo y el tamaño de porción que eliges.
  • Recuerda visitar profesionales de la salud.

Es cuestión de empezar a preguntarte:

¿Cuánto comes? ¿Cuánto te mueves?

¿Qué información tiene una etiqueta?

En una etiqueta encuentras marca y nombre del producto, contenido neto, lista de ingredientes, tabla de información nutricional, datos del fabricante, fecha de vencimiento, instrucciones de conservación, consumo y/o preparación, comunicación sobre beneficios del producto y otros textos dependiendo de la categoría a la que pertenezca.

Las frutas y las verduras no disponen de etiquetado. ¿Se cuentan en la ingesta del día o puedo comer sin control?

Las frutas y las verduras cuentan en el porcentaje diario recomendado. Recuerda que son cinco porciones al día. Pueden ser tres frutas y dos verduras, o viceversa.

¡Tú eliges!

¿Por qué mirar los tipos de grasa, el sodio (sal) y los azúcares?

Estos nutrientes son claves para nuestra alimentación, pero su exceso está relacionado con la presencia de enfermedades. No son enemigos de nuestro organismo, pero debes conocerlos y controlarlos.

¿Son 2.000 calorías para todos?

Este es un valor de referencia para una población adulta sana, sustentado por fuentes académicas. Sin embargo, puede variar según la edad, la talla, el género y el nivel de la actividad física. Esta referencia no aplica para el caso de los lactantes, preescolares, escolares y adolescentes.

¿Los nutrientes y las calorías son lo mismo?

No, no son lo mismo. La energía que tu cuerpo ingiere y consume se mide en calorías. Los nutrientes son las sustancias que se necesitan para cubrir los diferentes procesos vitales del organismo. Para el caso de la etiqueta, los nutrientes que se presentan son los diferentes tipos de grasa, sodio (sal), carbohidratos (harinas y azúcares), fibra, vitaminas, minerales, entre otros.

¿Cómo comprendo las cantidades y los porcentajes?

Las cantidades declaradas en las calorías y en los nutrientes hacen referencia al tamaño de la porción y los porcentajes al cálculo según el 100% de la ingesta del día. Estos valores son establecidos según parámetros académicos. No es necesario que te aprendas todas las cantidades, puedes revisar en fuentes confiables. La clave está en que no te excedas del 100% y lleves un conteo durante el día.

¿Para qué sirve leer la tabla nutricional de la etiqueta?

La tabla de información nutricional te informa sobre la cantidad de calorías, nutrientes y, en algunos casos, ingredientes funcionales (vitaminas, minerales, entre otros) por porción del alimento. Estos datos ayudan a conocer qué tanto comes durante el día y a escoger lo más conveniente, según tu estilo de vida.

Etiquetado GDA, compromiso con los hábitos responsables

Desde 2007 se comenzó a implementar en el mundo el sistema de etiquetas GDA (Guideline Daily Amount: cantidades diarias orientativas) que se calculan a partir de una dieta de 2.000 calorías diarias. Las etiquetas GDA permiten a los consumidores tener información detallada para conocer, de una forma sencilla, qué comen y cómo deben hacerlo. En Postobón, como parte de nuestros compromisos con los hábitos de vida responsables, hemos decidido etiquetar nuestros productos con esta orientación al consumidor.

2017-08-21T21:46:00+00:00