Haz que te rinda el tiempo en el trabajo

Trabajar es una actividad que toma gran parte de nuestro tiempo. A veces se vuelve el centro de todo y parece que nuestras vidas giraran en torno a él, sin dejar espacio para actividades de ocio y diversión.

Sin embargo, es posible desarrollar hábitos que nos permitan ser más conscientes con nuestra salud y que podamos repartir mejor el tiempo.

¡Intenta estas actividades! Así tu día laboral podrá ser más productivo:

1. Recuerda que tu trabajo tiene un propósito. Estamos hechos para desempeñar una vocación y cada cosa que hacemos impacta a otros, incluso cada palabra que usamos.

2. Conoce tus límites. No tenemos superpoderes, pero tenemos dones y capacidades para lograr muchas cosas.

3. Alégrate de lo que tienes. Sé agradecido y haz lo que puedes dentro de tu tiempo y son tus recursos.

4. Planea y agéndate. No podemos controlar cada detalle, pero podemos proponernos actividades un día a la vez.

5. Tienes capacidades. Reconoce lo que puedes lograr y cómo apoyar mejor a tu equipo de trabajo.

6. Fíjate metas y retos. Trabaja por ser mejor cada día.

7. ¡Dos cabezas piensan mejor que una! Cuenta con tu equipo de trabajo.

8. Aliméntate adecuadamente y ejercítate.

9. Estudia y busca adquirir conocimientos y aprendizajes de cada actividad que emprendas.

10. Adapta tu entorno para que sea más productivo. Elimina distracciones y potencia recursos que te permitan concentrarte mejor, como la música.

11. ¡Siéntate bien! Y realiza las pausas activas necesarias.Ve paso a paso.

 

No te abrumes con muchas cosas al mismo tiempo, cada día tiene su propio afán.

 

2018-03-23T19:05:47+00:00